Seguimos trabajando. Somos una empresa esencial. Al decretarse la “emergencia sanitaria por fuerza mayor” por el Covid-19, algunas empresas tendrán que parar actividades en los centros de trabajo para prevenir contagios.

Ante la crisis del COVID-19 informamos que hemos sido acreditados por la Secretaría del Trabajo y previsión Social como “Empresa Esencial” y seguimos laborando regularmente tomando las medidas de precaución correspondientes.

Al declararse oficialmente la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19), el gobierno federal ordenó por un mes la suspensión de las actividades no esenciales en los diferentes niveles de gobierno, empresas y asociaciones civiles a lo largo del país.

“Se ordena la suspensión inmediata, del 30 de marzo al 30 de abril 2020, de actividades no esenciales en los sectores público, privado y social, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV-2 en la comunidad, para disminuir la carga de enfermedad, sus complicaciones y muerte por Covid-19 en la población residente en el territorio nacional”, expresó la noche de este lunes Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

De acuerdo con la información difundida por la Secretaría de Salud, aquellas actividades que no pueden parar, pues son esenciales para el funcionamiento del país son:

  • De la rama médica, paramédica, administrativa y de apoyo en todo el sector salud
  • El abasto, servicios y proveeduría para la rama médica, como las farmacias, manufactura de insumos, equipamiento médico y tecnologías para la atención de la salud
  • La disposición de los residuos peligrosos biológicos-infecciosos (RPBI), así como la limpieza y sanitización de las unidades médicas en los diferentes niveles de atención.
  • La seguridad pública y la protección ciudadana; la defensa de la integridad y la soberanía nacional; la procuración e impartición de justicia,
  • La actividad legislativa en los niveles federal y estatal

Los sectores que tampoco pueden dejar de producir, pues son considerados como esenciales para el funcionamiento fundamental de la economía son:

  • Financiero
  • Recaudación tributaria
  • Distribución y venta de energéticos, gasolineras y gas
  • Generación y distribución de agua potable,
  • Industria de alimentos y bebidas no alcohólicas
  • Mercados de alimentos, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes y venta de alimentos preparados
  • Servicios de transportes de pasajeros y carga
  • Producción agrícola y pecuaria
  • Agroindustria, química, productos de limpieza
  • Ferreterías
  • Servicios de mensajería
  • Guardias en labores de seguridad privada
  • Guarderías y estancias infantiles, asilos y estancias para personas de la tercera edad
  • Telecomunicaciones y medios de información
  • Servicios privados de emergencia
  • Servicios funerarios y de inhumación
  • Servicios de almacenamiento y cadena de frio de insumos esenciales
  • Aeropuertos, puertos y ferrocarriles
  • Industria de la construcción (desde el 14 de mayo)
  • Minería (desde el 14 de mayo)
  • Fabricación de equipo de transporte. Industria automotriz, aeroespacial, ferroviaria y naviera (desde el 14 de mayo)

Así como actividades cuya suspensión pueda tener efectos irreversibles para su continuación.

Fuente: https://factorcapitalhumano.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Contáctanos
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?